< Volver | Inicio > Y la frontera en furgoneta...

Y la frontera en furgoneta...

Fecha de publicación 05/08/2016 00:00

#cebesontheroad starstarstarstarstar

Normativas, averías, furgonetas, poloneses en bicicleta... Esta semana ha sido complicada para Paula y Miriam, pero como siempre siguen adelante, superando todos los problemas con una buena sonrisa y la ilusión de cumplir su sueño. No es os perdáis su resumen.

cabecera

Después del Baikal, nos montamos en un tren que nos acercará a Ulaan Ude y desde allí empezar a pedalear de nuevo hacia la frontera con Mongolia. Ahora que le hemos cogido el tranquillo a esto de los trenes rusos parece hasta sencillo, llegadas a destino comenzamos a pedalear por kilómetros cada vez más calurosos y nos vemos obligadas a buscar cobijo en las sombras para no convertirnos en huevos fritos. Al anochecer un radio de a rueda de Paula ha dicho basta y como novatada… no tenemos herramientas para desmontar la rueda y cambiarla, por suerte el universo nos hecha una ayudita de nuevo.

Levantamos la cabeza y aparece una pareja de poloneses ciclistas de la nada ‘Dios provee’ en toda regla.  En un plis plas tenemos el radio cambiado y la rueda alineada. El problema ahora es que ha entrado suciedad en el eje y no gira como debería, así que nos tendremos que llegar a Ulaan Bataar para arreglarlo todo. Una vez realizado el apaño, vamos compartiendo unos cuantos kilómetros con nuestros salvadores y en la frontera nos separamos.

Por temas de la “burocracia tocapelotas”, solo se puede cruzar la frontera con un vehículo motorizado y se genera un negocio para los taxistas descomunal. A la salida del supermercado situado antes de la frontera, un señor de Mongolia se ofrece a ayudarnos a cambio de unos dinerillos.  Anda que no son listos…  Así que, bicicletas a la furgoneta y después de 4h de cola y controles conseguimos cruzar a Mongolia. A parte de tiempo, todo va sobre ruedas, estamos en el país, es de noche y buscaremos un sitio aislado de la gente para acampar.  La noche es fresca y solo se oyen caballos que conversan entre ello.

Por la mañana nos levantamos muy temprano para aprovechar las pocas horas de temperatura agradable antes que el sol empiece a apretar y de repente, ¡CATACRACK!, buje de la rueda desviado y rueda bloqueada. Con la ayuda de camionero Ruso intentamos solucionar alguna cosa, pero después de unos fallidos intentos solo nos queda la opción de levantar el dedo y esperar a que  alguien con una furgoneta nos acerque a la capital.

Acabamos de llegar a Darjan, rabiando por no haber podido pedalear la preciosa carretera que recorremos en furgoneta. Desde aquí, el plan es coger un tren a la capital y buscar un mecánico que nos ayude a reparar la rueda. En Darjan, visitamos una estatua de Buda y nos mezclamos entre la gente y el ambiente.

imagen

Después de dos horas, conseguimos que la señora de la estación entienda que queremos dos billetes para dos personas y dos bicicletas, pero con la calma y una bonita sonrisa todo pasa mejor y finalmente conseguimos llegar a la capital. Allí nos duchamos, que ya hacía falta, y nos vamos a la búsqueda de un mecánico.  La tarea nos implica hacer una batida a media ciudad, pero finalmente encontramos un pequeño taller donde dos increíblemente habilidosos mongoles nos dejan las bicicletas como nuevas.

Es muy fácil sustituir piezas, lo complicado es repararlas y estos dos son unas auténticas eminencias en ello. Nos recomiendan cambiar platos y cadena, así que les dejamos las bicicletas y mañana ya volveremos a recogerlas.

Y ahora… empieza uno de los procesos burocráticos más engorrosos, pesados y complicados al que nos hemos afrontado, conseguir un visado xino. Mucha preparación, nervios y horas de espera, pero finalmente pasamos la prueba y nos sentimos ¡libres!, 5 días y el visado será nuestro.

Comer en restaurantes es un placer, pero el concepto “vegetariano” parece que les cueste de entender… Tienen mucha carne y muy barata, pero fruta y verdura es todo un lujo.

Yijha!

coment Comentarios

* Tienes que iniciar sesión para publicar un comentario

Iniciar sesión

Altura

1,70 m

Peso

69 kg

Talla de ropa

69

País de nacimiento

Catalunya (España)

Nos encanta sumar kilómetros sobre la bicicleta, ya sea para movernos o por la ciudad, entrenar o viajar. Descubrir lugares sobre dos ruedas te permite disfrutarlos de una manera mucho más próxima con el entorno. También estamos en: https://www.facebook.com/Cebes-on-the-Road-657363987699441/

Más publicaciones del autor

post

Cebes on the road - proyecto japón 2016

post

Taller de bicis en medio de mongolia

Publicaciones relacionadas

post

¿tubular o cubierta?

post

Conectate a los eventos deportivos en xperience

post

26 incredible sport´s week!

appstore googleplay
facebook twitter youtube instagram strava

seguridad confianza

© Copyright 2009 by tradeinn.
TRADEINN RETAIL SERVICES, S.L.

Copyright 2009 by tradeinn. TRADEINN RETAIL SERVICES, S.L. CIF/VAT ES-B-17527524, C/ Pirineus, 9, 17460 Celrà (Girona), España. Tel.: 902 906 421